fbpx
Miércoles, Octubre 28

Póker online: cómo y dónde jugar

El póker online es la modalidad digital del famoso juego de naipes francés, tradicionalmente jugado en casinos y salones de póker. En el póker online puede  elegirse entre muchas de las versiones del póker tradicional, como el Omaha hold ’em, el Seven-card stud o el Five-card stud. Sin embargo, quizás la modalidad más famosa en Internet sea el Texas hold’em, debido a que los participantes poseen información necesaria para elaborar una estrategia de juego y no dejar todo al azar.

Persona jugando póker desde su teléfono
Jugar póker online desde el smartphone es una tendencia en alza

Existe una gran cantidad de páginas web y aplicaciones para celulares, donde se puede jugar póker online. El gancho de la mayoría de estas páginas es la posibilidad de jugar con personas reales sin necesidad de arriesgar dinero (comúnmente llamado “jugar por diversión”); cuando se gana suficiente confianza, es posible empezar a realizar apuestas.

Para jugar póker online con dinero real existen dos modalidades, el cash poker y los torneos.

Cash poker y torneos

En las mesas de cash poker, el jugador puede entrar y salir cuando lo desee, mientras que en los torneos cada mesa tiene su horario y salirse es motivo de descalificación. La primera es la modalidad de póker online más popular en el mundo, pero la segunda no deja de ser interesante para los jugadores más avezados.

Otra diferencia importante: en los torneos de póker online se paga una entrada que corresponde a un número de fichas que pueden aumentar o disminuir durante el torneo, hasta que se accede a la etapa de premios, donde es posible ganar mucho dinero. En cambio, en el cash poker cada moneda corresponde al dinero del participante, así que cada vez que se gana una mano aumenta el dinero en la billetera.

Mezclando las cartas de póker
En el póker en vivo, una modalidad del póker en línea, los croupiers son personas reales

El póker online es muy atractivo, sobre todo para los más novatos, quienes encuentran la posibilidad de aprender a jugar en estas salas sin necesidad de apostar. Además, las plataformas resultan muy amigables: muestran quién tiene el turno, indican si se tiene una buena mano o por qué ha ganado un jugador. De igual forma, existen salas con apuestas bajas y límites, lo que da cierta seguridad de no perder todo el dinero, contrario a los casinos o salas de póker tradicionales, donde la entrada suele ser muy alta y la modalidad presencial puede resultar bastante atemorizante para los novatos. 

Seguridad en el póker online

Entre las ventajas del póker online se encuentra que tiene costes de mantenimiento relativamente bajos, así que las páginas pueden abrir muchas salas con apuestas muy bajas e igualmente generar ingresos.

Los sitios más prestigiosos se sostienen sobre la idea de que no les importa mucho quién se lleve el dinero, mientras cobren las comisiones por cada mano. No obstante, deben su prestigio a la seguridad que entregan a sus jugadores, pues se arriesgan a perderlo todo si se descubre algún agujero de seguridad en la plataforma.

Cartas y fichas
La emoción de un póker de ases

Este tipo de negocios digitales pueden resultar vulnerables a diferentes tipos de fraudes; sin embargo, con el paso del tiempo las plataformas de póker online se han ido blindando a través de diferentes softwares de inteligencia artificial, los cuales permiten detectar los patrones de juego de los participantes. De ese modo, se aseguran de que no haya acuerdos entre los jugadores ni que jueguen bots.

De igual forma, las plataformas permiten a los participantes utilizar sistemas de tracking, como el Poker Tracker 4 y el Hold’em Manager, que ofrecen al jugador un registro de las manos de sus competidores para recordar cómo jugaron en el pasado.

Este tipo de software alejan al póker online de los clásicos paños verdes de los casinos, para convertirlo en un juego lleno de estrategias matemáticas que muestran los puntos débiles del oponente y son la clave para ganar mucho dinero.

Comenzar a jugar póker en línea

Las plataformas más prestigiosas han encontrado un gran atractivo en torneos virtuales, donde los ganadores obtienen pases para torneos de póker reales. Así, los mejores pueden vivir ambas experiencias: apostar cómodamente frente a su computador y estar sentados junto a sus rivales con las cartas en la mano. ¿Los premios? Muchas veces varios millones de dólares.

Jugador de póker ganando, con un póker de ases

Los grandes sitios de póker en línea suelen ofrecer muchas salas con diferentes modalidades y diversos jugadores (además de muy buenos), mientras que sitios más pequeños se dedican a una sola modalidad de juego y ofrecen interesantes bonos de bienvenida para los recién inscritos.

Estos sitios solicitan que se jueguen algunas manos antes de entregar estos bonos, lo mejor es buscar una plataforma que entregue bonos fáciles de alcanzar y así empezar a disfrutar del juego desde el principio.

Antes de empezar a apostar, es recomendable leer bien las letras chicas en las condiciones de cada sitio para no llevarse sorpresas. Además, buscar en foros y blogs sobre la reputación con los pagos para no caer en fraudes y asegurarse de la legalidad de los sitios según las leyes de cada país. En Chile, por ejemplo, aún no existe ninguna regulación para los sitios de apuestas por Internet y, los que operan, lo hacen desde el extranjero.

Quizás la mejor recomendación es probar diferentes plataformas antes de empezar a jugar póker en casinos online. Utilizar el modo “jugar por diversión” permite conocer las mejores estrategias para el juego y luego avanzar hasta las mesas cash antes de aventurarse en un torneo.